jueves, 12 de agosto de 2010

NUEVAS TECNOLOGÍAS


Hace unos días visité la aldea donde pasaba el verano de pequeña. No habían tiendas que ofrecieran productos frescos. Así que todos los días llegaba algún vendedor ambulante. Para anunciarlo, la pregonera, paseaba por el pueblo haciendo sonar su cornetilla y "pregonando" de que se trataba.
Así hacía también con los bandos municipales, los entierros y si llegaba algún titiritero.
Hoy en día es un oficio extinto.
Las nuevas tecnologías han dado paso a unos altavoces que desde lo alto anunciarán cualquier acontecimiento a sus habitantes. La verdad es que no los pude oír. No sé si los utilizarán muy a menudo, porque allí NUNCA PASA NADA.

1 comentario:

claudia dijo...

me gusta mucho el contraste de las tejas viejas con esa "modernidad" de los altavoces
aunque yo prefiero las tejas, dejando adivinar otros tiempos
aun recuerdo cuando iba a casa de mis padrinos, hace mucho tiempo, mucho, en las afueras de buenos aires, una casa vieja rodeada de arboles frutales, con gallinero y huerta, y escuchabamos al vendedor de sandia, el heladero, y otras cosas q ahora no recuerdo, pero si, "pregonando" con su voz lo que vendian

gracias por traerme esos hermosos recuerdos
un saludo
claudia